Misión

“Somos un gobierno plural y democrático que, a partir de un esfuerzo permanente en brindar la seguridad pública a toda la población, impulsa el desarrollo económico, favoreciendo la actividad industrial y turística, así como la vocación agropecuaria de nuestro pueblo; brindando oportunidades equitativas para mujeres y hombres, respetando la diversidad cultural y en armonía con el medio ambiente”.


Visión

“Somos un municipio donde la honestidad se ha convertido en un factor común del gobierno y la sociedad, con resultados transcendentes en la vida política, económica y social; generando la confianza ciudadana en la gobernabilidad y el incremento en la participación y la organización social.

En donde se ha consolidado la actividad agropecuaria, industrial y turística, reflejándose en el incremento de la calidad de vida de todos los sectores sociales, en la superación de los niveles de pobreza y marginación e integrándonos a los niveles competitivos con los municipios que conformamos la región y zona metropolitana Laja-Bajío. Tales condiciones han colaborado para acentuar el arraigo de la población urbana y rural.

En materia de medio ambiente, tanto el tratamiento de las aguas residuales como el manejo de los residuos sólidos urbanos son casos resueltos, lo que nos distingue como un municipio sustentable”.


Valores

HONESTIDAD: Firmeza en nuestros principios, sin claudicar nunca en nuestras convicciones.

EQUIDAD: Igualdad de oportunidades entre géneros y grupos sociales.

TRANSPARENCIA: Claridad en el manejo de los recursos públicos y rendición de cuentas.

RESPONSABILIDAD: Cumplir a tiempo y con calidad las funciones y atribuciones correspondientes a cada responsabilidad dentro de la Administración.
Tomar decisiones de manera consciente, asumir las consecuencias inherentes y responder de las mismas, ante quien corresponda, en cada momento.


EFICIENCIA: Actuar oportunamente, con la utilización óptima de los recursos para lograr los mejores resultados.

TOLERANCIA: Respetar las opiniones, ideas o actitudes de las demás personas aunque no coincidan con las propias.
Ser respetuosos y pacientes, nunca perder la compostura y ecuanimidad.


LEALTAD: Tener convicción y firmeza en el pensar y actuar cotidiano hacia el proyecto de gobierno y el liderazgo del presidente.

ESPÍRITU DE SERVICIO: Actitud permanente de colaboración y de dar cotidianamente lo mejor de nosotros mismos.

DISCIPLINA: Cumplir ordenadamente, con calidad y en tiempo las actividades personales y grupales.

ECUANIMIDAD: Capacidad de ser prudentes, especialmente en situaciones difíciles.

EMPATÍA: Comprender los requerimientos, actitudes, sentimientos, reacciones y problemas de los ciudadanos, ubicándonos en su lugar y enfrentar conjuntamente las condiciones adversas con el propósito de superarlas.